24 noviembre 2005

TEMA DE NOVIEMBRE

HEMOCROMATOSIS HEREDITARIA(HH)

La HH es un defecto autonómico recesivo de la capacidad del duodeno para regular la absorción del hierro. La frecuencia de la homocigosidad es de 0,3 %.

El mejor método de detección es con la Capacidad de fijación del hierro. Se usa el llamado Índice de saturación de transferrina (IST) (Hierro sérico/ Capacidad de fijación total del hierro x 100), habitualmente en estos pacientes es superior al 70 %. Para la detección se recomienda el límite de > 62 % en hombres y >50% en mujeres. Los individuos heterocigotos no presentan cambios detectables del IST. Un valor elevado debe de repetirse 2 veces a intervalos semanales. También se produce un aumento de la ferritina habitualmente > 1000 ng/dL, pero en pacientes que todavía no presentan acumulaciones excesivas de hierro puede no estar aumentado.
Es precisa una biopsia hepática para confirmar el diagnostico.

TEST GENETICO

Se puede utilizar para el diagnóstico de familiares de pacientes con HH. El 25 % de los hermanos presentaran la enfermedad y el 5 % de los hijos será homocigoto para el gen de la HH. Es preciso repetir estas pruebas genéticas a los familiares negativos cada 5 años. Las numerosas vías implicadas en la homeostasis del hierro han venido a iluminar el diagnostico genético de la HH.
La mayoría de los pacientes son homocigotos para la mutación C282Y del gen HFE. Se ha detectado un numero creciente de pacientes que no presentan genotipo HFE.
Los individuos heterocigotos presentan mutaciones para el gen de la Ferroportina 1 (FPN1) en su mayoría, aquí la célula mayoritariamente afectada es el macrófago. Defectos más raros se dan en el gen de la Transferrina 2 (TRF2), aunque hay pacientes con HH con mutación HFE que también la tienen. Recientemente se han identificado mutaciones homocigóticas en genes más raros como el de la Hemojuvelina (HFE2) y el de la Hepcidina (HAMP), estas últimas causan HH infantiles.
Se podría considerar la HH como una enfermedad poligénica, con influencias fuertemente medioambientales en su expresión clínica.


Clin Gastroenterol Hepatol. 2005 octubre;3(10):El 945-58.