01 junio 2012

Triquinosis

Triquinosis (Trichinella spiralis) métodos de detección y ciclo evolutivo

Actualmente la triquinosis o infección por el parasito Trichinella spiralis se ha reducido enormemente debido a las normativas de control de matanza de animales, especialmente el cerdo. Sin embargo todos los años hay casos y algunos son lo suficientemente graves para causar incluso la muerte. En USA hay unos 100 casos al año de los cuales 2 son mortales.
La mayoría de los casos actuales en Europa suelen deberse a la ingestión de carne de jabalí  procedente directamente de una cacería o de carne de caballo que no ha pasado los controles sanitarios. Casi siempre se presenta la enfermedad en el grupo de personas que ha participado de la comida. Es necesario además que la carne esté cruda o mal cocinada.
Cuando se come carne infectada, que contiene parásitos inmaduros vivos (larvas), las larvas se depositan en el intestino delgado, donde se desarrollan hacia gusanos maduros. En alrededor de cinco a siete días, los gusanos hembra maduros empiezan a liberar nuevas larvas que viajan por los sistemas circulatorio y linfático hasta que se establecen en el tejido muscular, donde se encapsulan (enquistan) y pueden permanecer viables durante varios años. Las hembras maduras siguen librando larvas durante unas cuatro semanas hasta que se expulsan en las heces.
Los sitios más frecuentes de infección son los músculos estriados, en particular los de la parte baja de la pierna (músculo gemelo o de la pantorrilla), el brazo (bíceps), la lengua, y el diafragma, así como los músculos de la parte baja de la espalda, la mandíbula y el cuello, y los que están alrededor de los ojos. El corazón (músculo cardíaco) también puede quedar afectado, al igual que los pulmones y otros sistemas de órganos.
Ciclo Trichinella spiralis
Diagnóstico de laboratorio:
Al principio de la infección  se atiende más a los síntomas físicos aunque a veces faltan o son leves. Los que más se repiten son la mialgia y el edema facial. En los análisis nos encontramos una eosinofilia importante que va desde el 20 al 70 %. Aumento de la creatinkinasa (CK), la lactatodeshidrogenasa (LDH) y aumentos moderados de la IgE total. La prueba de la floculación de la bentonita ha quedado en desuso.
Actualmente se utiliza la prueba especifica de anticuerpos por ELISA y la prueba de inmunofluorescencia indirecta.
Es posible realizar una biopsia muscular, el TAC y la resonancia mágnetica también pueden ayudar a localizar las larvas enquistadas en el músculo.


1 comentario:

  1. Afortunadamente el contagio por triquinosis en Europa es cada vez más infrecuente debido en gran parte al reforzamiento de las medidas de control sanitarias. Pero ciertamente como comentas, se dan casos de contagio por consumo de carne de jabalí. Tengo entendido que en ciertas partes de Sudamérica la triquinosis es un problema bastante extendido.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.